por Pedro Salmerón Sanginés *

Pregunta: ¿Quién ha sido el mejor jefe de estado de la historia de México?

Galería de horrores
Galería de horrores

a) Su católica, sacra y real majestad Agustín Cosme Damián de Iturbide y Aramburu, quien fundó la nación (tras salvar a la patria exterminando en los campos de batalla las propuestas anarquizantes y disolventes del relapso y herético ex cura Morelos) sobre las sacrosantas bases de religión, unión e independencia.

b) Su alteza serenísima don Antonio de Padua María Severino López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, frívolo, simpático e irresponsable botarate criollo, más interesado en los gallos y las mujeres que en los asuntos del estado, de quién dicen sus malquerientes (pero Dios sabe que no fue así) que vendió la mitad del territorio mexicano, pero que, pésele a quien le pese, permitió por largo tiempo la subsistencia de la iglesia y el ejército como pilares institucionales del país nuestro.

c) Su excelencia, el general de división don José Victoriano Huerta Márquez, quien salvó a la nación al derrocar al inútil, ingenuo y criminal chaparro Madero, e intentó, con toda su fe, conducir la nave de la patria hacia mejores derroteros en contra de los gringos, los salvajes y los impíos.

d) Su magnificencia don Miguel Alemán Valdez, segundo de ese nombre, quien comprendió que para enriquecer hay que enriquecerse, para repartir hay que poseer y para embarrar hay que embarrarse; que salvó a la república de la amenaza atea y comunista.

e) El señor licenciado don Gustavo Díaz Ordaz-Bolaños Cacho, quien con energía y vigor, imponiéndose a la adversidad, supo ser un hombre entre los hombres, desbaratando la conjura internacional que, para destruir a México, se había fraguado en Langley y Moscú.

f) El señor licenciado don José Guillermo Abel López Portillo y Pacheco, nuevo Quetzalcóatl, varón entre varones, timonel ante tempestades, quien supo entregar un país en pie a pesar de las turbulencias internas y externas, y la voracidad y envidia de sus gratuitos enemigos, o

g) Su ilustrísima, don Felipe de Jesús Calderón e Hinojosa, quien, firme y consciente de su valer, se negó a aceptar los chantajes fundados en el 0.36 por ciento para iniciar luego, con su ejemplar hombría y todo a pulmón —sin necesidad de consensuar, preguntar ni contrastar, porque era un asunto de vida o muerte—, una valerosa guerra contra los marcianos que han dominado al país.

P.S. Pido, humildemente, perdón a su excelencia el general-presidente don Anastasio Bustamante y Oseguera, al excelso caudillo don José Mariano Epifanio Paredes y Arrillaga, a su graciosa majestad Fernando Maximiliano de Habsburgo, al general e ingeniero Pascual Ortiz Rubio, al magnificente Luis Echeverría Álvarez, y muy particularmente a los eximios y magníficos señores Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León y Vicente Fox Quezada por no incluirlos en la lista precedente. Pero había que ponerle límites.

11 Comments

  1. Jejeje, a pesar de todos sus disparates, si alguien tuvo cojones para levantar un ejército de piojosos y hambrientos caminando desde la Ciudad de México hasta Texas (con frío y calor), cuando nadie más quiso cooperar para luchar, ese fue Santa Anna. Guste o no guste el tipo se puso el equipo al hombro y trató de orquestar el medio campo de la desgastada patria decimonónica, y esto no lo digo yo, está en documentos, ensayos, artículos de investigación y divulgación, novelas, etc…

    Me gusta

    1. así es, en parte: lea usted la espléndida biografía de Santa Anna de Will Fowler, que se aleja de la visión del personaje como el traidor culpable de todos nuestros males, pare explicarlo y comprenderlo.

      Me gusta

  2. El mejor jefe de estado de la historia de México ha sido el general Díaz.

    Iturbide, a quien debes el nombre de mexicano, amén de la bandera y el escudo nacionales, mal pudo gobernar rodeado de traidores (masones, pro estadounidenses)… Hazte cargo, Pedro, por otra parte —que blasonas de republicano—, que ni los indios lo eran ni los españoles tampoco; tu ironía está de más.

    Morelos fue un sinvergüenza que planeó vender Texas a los gringos a cambio de armas para su guerra fratricida… Así es, fratricida; te cito a Lizardi en El Periquillo Sarniento: «que nadie se llame a engaño, la llamada “Guerra de Independencia” no ha sido un conflicto entre españoles y americanos, ha sido una guerra civil entre hermanos».

    Santa Anna fue un personajillo despreciable, sin lugar a dudas, pero en modo alguno responsable de muchos de los tropiezos que se le atribuyen. La pérdida de buena parte de nuestros territorios fue aceptada por el congreso cobardemente. No ignorarás que un presidente preso (caso de Santa Anna en San Jacinto), cesaba de estar en funciones (cosa que el hombre sabía y podía, por tanto, prometer el oro y el moro para salvar su vida).

    Huerta, no seré yo quien lo defienda, pero tiene en su abono no haber querido servir a los angloamericanos.

    ¿Salvajes e impíos los gringos? Su impiedad me da lo mismo, ¿salvajes? Sin ninguna duda. «Hacen vulgar a la humanidad», como diría Oscar Wilde; y qué pensar, tan sólo, de todas las guerras que han promovido en nuestro continente… ¿O eres pro yanqui Salmerón?… Nuevamente, sobra la ironía.

    Alemán no me interesa.

    Díaz Ordáz, salvó al país, pésele a quien le pese. Negar que el movimiento estudiantil (que ¡oh sorpresa!, carecía de todo reclamo estudiantil) no estaba lleno de infiltrados extranjeros es o ser muy ignorante o falsear la realidad. Que no había motivos para el estallido social tampoco puede discutirse: México prosperaba. Que los lidercillos del movimiento terminaron trabajando para el sistema que decían combatir también está fuera de toda duda. ¿Qué tal si saco a colación esta frase que dijo uno de ellos: «Somos todo aquello contra lo que luchamos hace 20 años?»… Y por qué no mencionar que los jóvenes del 68 fueron el antecedente ideológico de los grupos que hoy promueven el aborto, el feminismo y el homosexualismo…

    López Portillo tampoco me interesa.

    Calderón: pelele de los patones.

    Por último: pregunta: ¿qué te causa saber que su «Graciosa Majestad» Fernando Maximiliano de Habsburgo Lorena hizo más por los indios durante su mandato que el indio Juárez («el republicano»)?…

    Saludos.

    P.D.: En congruencia con los ideales «democráticos» y «plurales» que pretenden profesar los administradores de esta página, los exhorto cortésmente a publicar mi nota. Que ya se han negado a publicar otra, por llamar yo al pan, pan y al vino, vino.

    Me gusta

    1. Sr. Gastón: para lo que quiero expresar, necesito citar las aberraciones principales que encuentro en su texto:

      ¿Morelos…sinvergüenza que planeó vender Texas… a cambio de armas para su guerra “fratricida” (sic)? ¿Y los sentimientos de la nación, que son?

      ¿Huerta…tiene en su abono no haber querido servir a los angloamericanos? ¿A poco no era casi un criado del embajador Yanqui?

      Díaz Ordáz, ¿salvó al país?… “el movimiento estudiantil… ¿carecía de todo reclamo estudiantil”…? ¿”los jóvenes del 68 fueron el antecedente ideológico de los grupos que hoy promueven el aborto, el feminismo y el homosexualismo…”? Entonces, según usted, ¿México necesita más matanzas contra jóvenes, si exijen cambios democráticos?

      Dice usted que lo censuren por llamar “al pan, pan y al vino, vino”.

      Las afirmaciones, tan pretenciosamente enunciadas como “pan y vino”, son tan pueriles y desquiciadas, que ni siquiera podrían ser discutidas seriamente; reflejan una intoxicación pseudo-ideológica risible, de tan patética.

      Yo espero no me censuren: Tratando de llamarle al vino, vino y a las estulticias, lo que son… hace mucho que no había leído tantas estupideces juntas, en un texto u opinión sobre historia.

      Me gusta

    2. Qué onda con el tal Gastón???? Qué le hicieron de chiquito???? Yo propondría tres rounds a guante limpio vs. el Dr. Salmerón, en cualquier parque público. Que no se lo piensen demasiado. carajo !!!!!

      Me gusta

    3. La historia desde el odio abona al odio:

      A propósito de la historia escrita desde el odio, de la que hablo en mis respuestas a los sñores mendoza y Estrello a mi entrada del 10 de octubre, brilla este comentario del señor Abellán.

      ¿Pan al pan, don Gastón? ¿Pan al pan escribir con este desprecio, con ese odio que asoma sobre los que “promueven el aborto, el feminismo y el homosexualismo”? Absteniéndome de los demás comentarios, todos los cuales parten de una visión de la historia en la que todos nuestros males se deben a una diabólica conspiración (véase mi entrada del 10 de octubre y las respuestas dadas a los amigos del señor Abellán, los señores Mendoza y Estrello) le haría una sola pregunta: ¿quién promueve el aborto? Nunca he leído que nadie lo haga, lo que he leído y con lo que estoy de acuerdo, es que no sean penalizadas las mujeres que eligen recurrir a ese medio. ¿quién promueve el homosexcualismo? Lo que he leído y con lo que estoy de acuerdo es con que tengan su espacio en nuestra sociedad y cesen las agresiones de odio que usted querría triunfantes, al parecer. del feminismo, mejor ni digo nada.

      Hay una sola pregunta directa, la respondo: conozco bien los proyectos sociales de Maximiliano, que quedaron en eso, en proyecto, sin duda no por su causa. Si leyera Ud mi libro sobre ese Juárez que para ussted es el agente del diablo en nuestra historia, vería que Maximiliano me parece una personaa generosa y honorable en algunos aspectos, como Miramón un hombre entregado a una causa y apasionado patriota. Yo no baso mis argumentos en los de la historia como lucha de “la sarna contra el ácido fénico”.

      Me gusta

  3. Voto por Felipe Calderón, no tendrá los méritos de los anteriores pero qué tal es de tenaz y carismático (aunque no tanto como Huerta), además tiene el cariño de su gente. Cómo lo queremos!

    Me gusta

  4. Ah qué don Gastón !!! hasta se le nota el rictus de odio en la cara a la hora de escribir. Qué barbaridad !!! debería vivir en tiempos de la Inquisición, le quedaría muy bien un puestecillo por ahí. Y además, no lee bien. El doctor Salmerón escribió del borracho Huerta (borracho lo puse yo), que : ” e intentó, con toda su fe, conducir la nave de la patria hacia mejores derroteros en contra de los gringos, los salvajes y los impíos. ” No que los gringos fueran salvajes e impíos.

    P.D. A mí me encanta la ironía !! =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s