por Georgina Rodríguez Palacios *

“Tengo 24 años, y trabajé en Tazreen un año y ocho meses. Ganaba 55 dólares al mes como operadora senior de máquina de costura. Incluyendo horas extras, ganaba de 60 a 65 dólares, trabajando de 11 a 13 horas al día, seis días a la semana, y a veces siete.” Éste es el testimonio de Sumi Abedin (en entrevista con Amy Goodman; traducción mía), trabajadora que sobrevivió al incendio en la fábrica de Tazreen, cerca de la capital de Bangladesh, en noviembre de 2012. Ahí murieron 112 personas.

Se sabe, entre otras cosas gracias a las investigaciones del Bangladesh Center for Worker Solidarity, y a pesar de que las corporaciones lo negaron en un principio, que la fábrica vendía ropa a Walmart, Sean Combs, Disney y a veces a Gap. Walmart argumentó que su proveedor había usado una fábrica ilegal (o no autorizada) y que lo único que podía hacer era terminar su relación comercial con ellos (véase la entrevista aquí). Desde entonces, se calcula que entre treinta y cuarenta incendios más ha habido en distintas fábricas de Bangladesh.

La semana pasada, el derrumbe de una fábrica provocó al menos 400 muertos y 2 500 heridos: “Éste es el peor desastre industrial en la historia de Bangladesh —advierten miembros de la organización SumOfUs— y no es un accidente. Es el síntoma natural de un tóxico sistema económico global construido por corporaciones multinacionales que le pagan a la gente lo menos que se pueda para producir lo que venden, de modo que puedan vender esos productos con máximas ganancias.”

A las afueras de Dahka. (Foto: Getty Images.)
A las afueras de Dahka. (Foto: Getty Images.)

El de Bangladesh, me parece, es el ejemplo extremo de la situación en que se encuentra el trabajo y los trabajadores en el mundo, y también de la obtención de ganancias. Esclavitud, le han llamado muchos. Hace unos días, el 14 de abril, una nueva denuncia —al parecer, es la tercera que enfrenta— evidenció que el Grupo Inditex (dueño de Zara, Bershka y Pull&Bear, entre otros) trabaja con proveedores que operan con talleres clandestinos en Argentina, que no ofrecen condiciones adecuadas a sus trabajadores, a quienes les exigen jornadas de más de doce horas, con bajos sueldos y sin seguridad social. (Aquí una página que calcula cuántos “esclavos” trabajan para ti.)

Cualquiera que haya trabajado para una empresa sabe empíricamente que la terciarización es cosa de todos los días, que le permite a las empresas no sólo obtener más por mucho menos, sino también evitar toda responsabilidad con los trabajadores al tiempo que sostienen una imagen aparentemente “limpia” en el mundo de los negocios y ante leyes y gobiernos (éstos, también, comúnmente implicados en distintos niveles por corrupción y obtención de ganancias, como se ha dicho en el caso del derrumbe de Bangladesh). Conocí, por ejemplo, el caso de una corporación cementera que, al tiempo que subcontrata a un gran porcentaje de sus empleados, se sigue inmiscuyendo en las listas de “mejores lugares para trabajar” y ha sido por años una “empresa socialmente responsable”.

En ninguno de los casos mencionados ha habido sanciones directas para las corporaciones, ni se espera que las haya. Sobrevivientes del incendio en noviembre y grupos organizados de Bangladesh están luchando, con apoyo de organizaciones internacionales, para que se les indemnice y para que los gobiernos de Estados Unidos y Europa presionen al gobierno bengalí para elevar las condiciones generales de trabajo. Según la BBC, 20 mil personas marcharon en Dhaka, la capital de Bangladesh, por el primero de mayo, demandando mejores condiciones de trabajo, incluyendo seguridad, salarios, y castigo a los responsables del derrumbe.

¿A qué pasado se parece más este presente que estamos viviendo? Al tiempo en que trabajaron mis padres, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s