por Juan Rodríguez *

Desde los aciagos años de la administración de Diódoro Carrasco, pasando por las del vulgar Talibán Murat, Ulises el Carnicero Ruiz y —como cereza del pastel— el anodino Gabino Cué, se diluye la distinción de “patrimonio cultural de la humanidad” otorgada por la UNESCO a la capital oaxaqueña . A las chitas callando, se convierte en suculento negocio privado de Alfredo Harp Helú.

Si en el inicio fue “mecenaje”, después ha devenido en fagocitosis de bienes tangibles de la cultura oaxaqueña. No se ha reparado en los convenios suscritos con organizaciones internacionales ni en el respeto que merecen las ciudadanías oaxaqueña, nacional y mundial —porque el rango de “patrimonio cultural de la humanidad” autoriza a los ciudadanos de cualquier país a protestar ante la UNESCO por el despojo que se realiza en desmedro de la humanidad y en beneficio de intereses privados.

Sin que medie atribución alguna para que el desgobernador en turno pueda enajenar bienes de la humanidad y de la nación, Harp se ha ido convirtiendo en el nuevo propietario de la historia y la actualidad de Oaxaca, en mecenas con funciones omnímodas y factótum del mundo cultural. Todo huele o hiede a Harp y a María Isabel Grañén Porrúa, su esposa. Con la colusión de los desgobernantes estatales, los oaxaqueños han devenido en pasivos observadores del secuestro de sus riquezas culturales, las que los identifican ante el mundo como ciudadanos de Oaxaca, de México y del mundo.

No existe actividad ni valor tangible alguno en que el generoso magnate no imponga su impronta, su avaricia. Como rey Midas redivivo en Oaxaca, es el primer, casi exclusivo y único recurso al que acuden los gobiernos —ahora abusivamente el desgobierno de Gabino Cué— para afrontar compromisos en el mundo arquitectónico y cultural; todos los resuelve con su varita mágica el auténtico neo-propietario de Oaxaca.

Uno de los inicios del maridaje gobierno-Harp fue el convento de Santo Domingo. Rescatado por ciudadanos integrados a Pro-Oax, liderado por Francisco Toledo, durante décadas se opusieron tenazmente al uso del hermoso recinto por el ejército. Su propósito era restaurar su majestuosa historia y ponerla para disfrute de la sociedad. Diódoro Carrasco, itamita de bajo perfil y mercantilista en el desgobierno, ambicionaba la construcción de un hotel de cinco estrellas. Ganó la sociedad oaxaqueña. La restauración que proponía la sociedad organizada devino renovación. Se abusó en los detalles, que deformaron los originales. La arquitectura primigenia devino “bonita”. Deslumbrante. Aurífera.

Posteriormente, el observatorio local se cedió en comodato por 99 años a… Harp. Después el parque de béisbol “José Vasconcelos” (¡caray, si el Ulises criollo sabía de strikes!) en que el “mecenas” amplió la comercialización del deporte. Más tarde el estadio de fútbol, sin que se tenga registro en qué condiciones, y el Centro San Pablo, argumentando que se restauraba la arquitectura original… aunque a costa de afear la calle Fiallo con un edificio con fachada de búnker hitleriano y adquiriendo las casas aledañas con celeridad vampiresca. El que no vende se atiene a las consecuencias. Ahora la desbocada fagocitosis harpiana, cobijada por Cué, va por varios de los edificios de la capital, que han sido identificados con placas como “edificios catalogados”.

Aumentaron las “piezas de caza”: el teatro Macedonio Alcalá, donde hasta el aire respirable lo rebana Harp, y nadie puede remover a su ineficiente y mercantilista encargado, que ha convertido en hermosa cantinita una parte del edificio. Siguió el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca, en donde por veinte años destacó la labor de un talentoso musicólogo al que los corruptos burócratas de la actual administración pretenden ahora colgarle el sambenito de sus malversaciones.

La cosecha “cultural” se acrecentó con el Archivo Histórico del Estado de Oaxaca, que, comunicado sigilosamente con la Casa de la Cultura de Oaxaca, se entregarán ambos a la ambición harpiana. Por cierto que se han “extraviado” varios valiosos archivos. Incluso se diseñó sin consulta alguna a la sociedad un monstruoso edifico “moderno” que albergará la documentación histórica de Oaxaca. Obvio, se ignora que destino tendrá el bello edificio de los Siete Príncipes.

Y también la tradicional estación de ferrocarril que ahora —entregados los trenes del país a extranjeros por el transnacional Ernesto Zedillo— se convertirá en el Museo del Ferrocarril. Otra presa de caza es el edificio que transitoriamente ocupó el Tribunal de (in)Justicia, que —según versión del priismo ulisista— quemaron los “energúmenos” de la APPO, ¡desde el interior y en la planta alta!, aunque el inmueble estaba cerrado.

Isabel Grañén y Gabino Cué y, en el extremo derecho, Alfredo Harp. Foto: Diario Marca
Enero de 2014: Isabel Grañén, Gabino Cué (con la cabeza inclinada) y, en el extremo derecho, Alfredo Harp, contemplando Oaxaca. Foto: Diario Marca.

Pero la ambición de Harp es similar a la de Calígula, quien, según Camus, ansiaba la luna. La atractiva calle Rufino Tamayo, donde se ubica parte del acueducto que abastecía a la ciudad y que ya había sido agredida arquitectónicamente por la avaricia de Ulises Ruíz, quien encargó su “embellecimiento” a un bárbaro (su hermano), está en peligro. Fue visitada recientemente por Harp, Cué, Javier Villicaña (presidente municipal priista, supuesto contrincante político del gobernador) y ¡Francisco Toledo!, quien ahora cobra carácter de casateniente distinguido, en alegre cuarteto beneficiario de la dispendiosa irresponsabilidad del gobierno del estado. Seguro que el nuevo proyecto del plutócrata pretende convertir esa hermosa calle en un “rincón de París” en México. Y todavía habrá plumíferos serviles que llamarán a ese crimen “modernización” de Oaxaca. Al ritmo que lleva la privatización, pronto se desenmascarará: se añadirá como pilón la gubernatura.

Así se privatiza la riqueza histórica tangible de Oaxaca; menos mal que es imposible embotellar la intangible. Esto arroja un “campo de batalla” desolador: uno (¿o dos?) plutócratas, condonados sus impuestos, beneficiados con espacios de singular belleza comodatados por 99 años. ¡A ver quién se acuerda en el año cien que esos monumentos históricos pertenecen a la humanidad! En la otra esquina, un desgobierno actual enanizado, dispuesto a ceder, por corrupción, abulia y mercantilización sus obligaciones para con la cultura. Éstas se reducen cada año a promover con gastos enormes la Guelaguetza, sin rendir cuentas al pueblo. Manoseada por un frívolo e ignorante secretario de Turismo que la acartona y arrancia cada vez más.

Fin de fiesta: para ingresar a lo que fueron sus espacios históricos y culturales, para evocar sus bellezas y su historia, la sociedad habrá de exprimir su bolsillo.

Preguntaba una modesta ciudadana: ¿cuándo la avaricia de nuevos Midas convertirá en oro sus tlayudas?, ¿hasta cuándo el desgobernante que mató la esperanza de un auténtico cambio seguirá saqueando Oaxaca?, ¿dónde están el INAH y la UNESCO?

27 Comments

  1. “Juan Rodríguez es el seudónimo de un ciudadano —identificado ante la redacción— que ha insistido en no firmar con su nombre para evitar ser hostigado por sus opiniones”. Creo que esta ha sido una mala decisión editorial. ¿Utiliza el anonimato por miedo a ser hostigado o por miedo a ser identificado como defensor de ideas incendiarias? (En el artículo nadie se salva, ni siquiera Chico Toledo…). Mi humilde opinión, firmada.

    Me gusta

    1. Tiene usted toda la razón, ¿por qué esconder su nombre? le gusta hablar de la gente, pero eso sí, en el anonimato. Así cualquiera. No sea cobarde y de la cara por sus ideas “juan rodríguez”.

      Me gusta

  2. El que escribe Esteban San Juan solicita un debate sobre el ámbito cultural y patrimonial en Oaxaca con el incógnito un tal Juan Rodríguez.y que conozca la realidad.

    Me gusta

  3. Los comodatos deberían ser sexenales y renovarse en caso de un buen manejo y el caso de la ciudad de los archivos debería estar a cargo del archivo general de la nación y no de adabi y la fundación harp

    Me gusta

  4. No soy de Oaxaca y apenas la conozco, pero me parece que el afán de preservar su patrimonio histórico y cultural es generalizado entre sus habitantes y -por ende- sumamente encomiable. Sin duda, la fundación Harp ha jugado un papel muy destacado para tal fin y no da la impresión de estarlo “depravando”, sino más bien todo lo contrario. Ya lo quisiéramos para Morelia que -dicho sea con el debido respeto- tiene un legado arquitectónico, histórico y cultural tanto o más rico que la hermosa Antequera, sólo que desafortunadamente no cuenta con un mecenas de tal calibre…

    Me gusta

    1. No es que deprave el patrimonio histórico, simplemente no lo hace alcanzable al pueblo que no se mueve en su esfera. Que bueno que tenga iniciativas de apoyo, eso se celebra ¿no crees? Lo malo está en que para que esté accesible al pueblo éste debe tener mayor poder adquisitivo. Si algún mecenas de estos va a Morelia lo más recomendable es que no permitan que se quede con la administración y custodía de nada, que apoye pero nada más.

      Me gusta

  5. Es cierto, grandes y magníficos edificios y espacios de Oaxaca están bajo la “custodia” de Harp Helú, pero tanto turistas como oaxaqueños podemos acceder a ellos, están bien cuidados y siempre hay actividades en la que los oaxaqueños no participan. Lo que si me desencantó fue que el INAH o las autoridades permitieran la construcción metálica dentro del patio de San Pablo, rompe con el esquema original del edificio.

    Me gusta

    1. Hola, Edgar.
      Sabes cuanto hay que pagar para poder hacer uso de 2 horitas en cualquiera de los centros propiedad de los oaxaqueños que custodia harp?
      Las fianzas son exageradas, nosotros somos una agrupación que queria presentar su labor que ni trabajando 10 años reunimos la fianza.
      Que la cuide el estado y la administre el municipio. No este par de negociantes. Si van a hacer altruismo entonces no tienen porque quedarse los bienes.

      Me gusta

  6. Alfredo Harp (lo que sea de cada quien) ha hecho más por Oaxaca que muchos gobernadores. Este artículo (con todo respeto para el autor) me parece excesivo. Si no se hace nada ¿Que porque no se hace nada? Y si se hace algo ¿Que porque no se hace como yo quiero? Esa mentalidad no conduce a nada.

    Me gusta

  7. BUENO, EL NOMBRE SE OCULTA NO POR COBARDÍA, LOS ATENTADOS A LOS CIUDADANOS COMUNES Y CORRIENTES NO SE CONOCEN PÚBLICAMENTE, SIMPLE MENTE UN BUEN DÍA UN PADRE DE FAMILIA , UN HERMANO, UN AMIGO , QUE SABEMOS DE LIBRE PENSAR NO LLEGA A SU CASA O A SU ESCUELA O A SU TRABAJO. NO APARECEN, DESPUÉS DE MUCHO TIEMPO EN ALGÚN LUGAR INACCESIBLE SE ENCUENTRAN ALGUNOS RESTOS QUE NUNCA NADIE SABE DE QUIEN SON.
    SU CRITICA ES VALIDA, ES SU PUNTO DE VISTA, DA SUS ARGUMENTOS Y QUIEN NO LLEVA EN LA SANGRE SUS ORÍGENES , SU RAZA , SIMPLEMENTE NO LO ENTENDERÁN. SIMPLEMENTE VISIONES DIFERENTES, SENTIMIENTOS DIFERENTES. EL QUE NO TIENE RAÍCES, NUNCA PENSARA IGUAL QUE UNO QUE SI LAS TIENE Y QUE OBSERVA INEXORABLEMENTE COMO LA “MODERNIDAD” LAS VA DESTRUYENDO JUNTO A SU CULTURA.

    Me gusta

  8. Lo único que se hace bien en Oaxaca es lo que hace Don Alfredo Harp. Con una sola cosa queme digan que no es en beneficio de los Oaxaqueños, retiró lo dicho. ¡Por Dios en lugar de agradecer!

    Me gusta

  9. Quien es este tipo?, es clarísimo que habla desde la ignorancia. Alfredo Harp no es el primero en este tipo de acciones, si Oaxaca lleva el título de patrimonio cultural de la humanidad, en mucho pero en mucho fue gracias a ese previo Mecenas. Un ejemplo claro es la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, no sería lo que hoy es si no fuera por ese hombre que literalmente compró el edificio y empezó su restauración. Su nombre Eulogio Gillow. Afeamiento de la calle Fiallo? Tiene su justificación completa, asesorado por expertos en conservación originalmente no era calle, si a alguien debemos afeamiento es a Juárez que partió el ex convento y permitió se enterrace evidencia de nuestros orígenes como ciudad. Caray no puedo creer tanta ingratitud!! Si no lo hace él, quien? El gobierno? La secc 22?

    Me gusta

  10. Tantas decepciones han hecho de nuestro pueblo perder la fe en los buenos actos, el tiempo quizá sea quien termine por dar la razón, sin embargo la forma exagerada y tan desconfiada del artículo, pone tan cerca al autor de la envidia (que quizá no exista), pero en la cultura de la desconfianza recuerda a aquellos tantos que han criticado al sistema tan sólo para llamar su atención y fijar un precio, la razón pesa sin necesidad de ser tan amarillista. Pero no quiero caer en el mismo error, que tal y todo termina por ser tan negativo como este artículo predice.

    Me gusta

  11. Que mal que haya gente que piensa que con escupir calumnias va a obtener credibilidad, sin el valor necesario como para firmar con su nombre, tal vez no es oaxaqueño, no sabe como se llama el estadio de béisbol, es fácil criticar sin conocer. Oaxaca no merece gente así, hay que ser objetivos.

    Me gusta

  12. A mi si me parece importante que se hable del tema y que se cuestione el uso privado de edificios públicos, pero algo que me parece muy preocupante, es la privatización de la memoria histórica del estado de Oaxaca. Cabe destacar que el archivo del estado, es el segundo más grande, después del AGN.

    Me gusta

    1. Raquel. Estoy de acuerdo contigo, no tenemos porque sufrir que se privaticen los espacios publicos, ni nuestra historia, ni nuestros archivos. Estoy de acuerdo que el SR. HARP compre propiedades, que apoye en su reconstrucción pero que se quede al frente de ellos, ya no es filantropia es intercambio comercial pues él espera se le regrese lo que invirtió.

      Me gusta

  13. Muy acertada tu opinión.
    Aunque debo de reconocer quea fundación los trabajos que ha auspiciado y patrocinado lo han hecho con una calidad excepcional a diferencia de las que se hacen por parte pública. Sin embargo no quita el que sus intereses sea privatizarse oaxaca (como el centro histórico del df), que todo vaya con un enfoque mercantil y espectacular alejado de políticas sociales de bienestar o mínimo de mejora de condiciones.
    El problema reside en que …. Oaxaca sin turismo, la verdad, ¿de qué va a vivir?
    Los mismos oaxacaqueños lo saben e incluso han permitido que tanto la industria turística como ellos mismos convivan., o bien la mayoría.

    Así pasa con el patrimonio, es un problema de múltiples aristas… Sociales, economicos. Y sobre todo…. Políticas.

    Me gusta

  14. Estimado Sr. Don (Incognito) Juan Rodriguez
    Me permito informarle a usted que tenga a abien documentarse con bases para hacer señalamientos, ya que portales tan serios como este merecen un nivel profesional de articulistas.
    1° Para poder redactar una nota tendria usted que conocer Teatro de todo el mundo para saber que existen en todos ellos el servicio de la Cafeteria como lo es en este caso el Teatro Macedonio Alcala y en el cual no se vende uan gota de licor.
    2° Los donativos “mercantilistas” a que usted se refiere son cobrados por la Secretaria de Finanzas basados en la Ley Estatal de Derechos para el Estado de Oaxaca.
    3° Lo invito a que sde entere de las actividades multidisciplinarias que este Teatro lleva acabo anualmente y que lo coloca en uno de los mejores del país.
    4° Es poco etico escudarse en el anonimato y llamar a las personas por sobrenombres despectivos esto no lo hace ningun medio de comunicacion profesional.
    Y por ultimo me gustaria conocer sus propuestas para reactivar la cultura y los espacios culturales que estaban abandonados.
    Atte.
    Director y personal del Teatro Macedonio Alcala.

    Me gusta

  15. Si no fuera por Don Alfredo, Oaxaca no tendría ya ni siquiera esa brisa de cultura que apenas da para refrescar el intelecto en medio de este oscurantismo en el que nos quieren ver sometidos aquéllos que lucran con la ignorancia de nuestro pueblo.

    Mi adorada Lorena mencionaba ya a Don Eulogio Gillow; yo estoy seguro que desde tiempos de Don Manuel Fernández Fiallo no se había visto a un hombre tan enamorado de Oaxaca.

    Señor… Juan Rodríguez… Normalmente tendría tantas -pero tantas palabras- para rebatirle su retórica barata, repetitiva, tan repleta de pleonasmos y cacofonías, con la que busca denostar a uno de los más grandes beneméritos que ha tenido nuestro estado -mecenas es un término demasiado corriente, entendible en Usted, para la gran obra que ha hecho Don Alfredo Harp Helú-.

    Normalmente, insisto, emplearía muchas palabras. Con Usted es más fácil; sólo es necesario una.

    Pero debido a la censura que existe en este foro, dejemos que esa palabra la decidan todos los lectores.

    Me gusta

  16. Sin lugar a dudas Alfredo Harp Helú (el Don se me hace excesivo, al igual que Calígula) ha contribuido mas al atractivo turístico de la ciudad que muchos gobernantes del estado de Oaxaca, quienes han denostado la cultura y la bella arquitectura que posee la ciudad, las intenciones con las que proceda no las sabremos ahora, mas que el mismo, obviamente el articulo esta hecho con una linea demasiada marcada hacia un lado izquierdista, sin embargo hay que saber que todo tipo de orientaciones políticas tienen sus ventajas y desventajas, ojalá para bien de Oaxaca se saque el mejor provecho de cada una de ellas para el bienestar común, y se actúe mas con inteligencia y menos con pasión irracional.

    Me gusta

  17. Una persona que escribe un artículo con tantos adjetivos negativos no es creíble, me parece leer las declaraciones de los maestros y sus símiles, hay duda quién quemó ese edificio del poder judicial? Veo que ningún ex ni el actual gobernador son de su particular gusto, quién creerá que lo hará mejor que ellos? Si no fuera por el señor Harp seguiríamos viendo los edificios antiguos, cayéndose a pedazos, dudo que él sí pudiera solventar gastos de esa magnitud.

    Me gusta

  18. De muy mal gusto tu artículo desde mi punto de vista, no me imagino que sería de esos espacios a los cuales te refieres de no haber tenido la fortuna de que alguien se interese en ellos , aunque sea negocio en algunos casos, y el más claro , el estadio de béisbol , en que condiciones estuvo y estaría ahora, y que decir de los espacios turísticos culturales que por lo menos a los que yo he ido , no me han cobrado un sólo peso.

    Me gusta

  19. No no no. Impresionante. Entre los “fans” de Harp y sus detractores no cabe mas que que tipicas actitudes oaxaqueñas: la envidia y el mas horrible servilismo. Como si Harp viniera a leer este sitio. (Creanme, no lo hace).

    Pero hay que ser sinceros muchachos, la vision de tener un centro historico no vino ni de Harp, ni del monton de caciquillos culturales que hoy se disputan las sobras de la herencia cultural y economica que dejo una iniciativa como poner a Oaxaca como patrimonio de la UNESCO. Ni Heladio Ramirez Lopez imagino en 1987 lo loco que se pondria el negocio inmobiliario. ¿O ustedes creian que Harp Helu remodeló Santo Domingo por amor al arte? ¿O el estadio de beisbol fue porque el banquero le gusta el Beis? Ay por favor…

    Y volviendo al articulillo, creo que hay que ser honestos y decir la verdad: Harp es dueño de media ciudad, lo cual no significaria mucho de no ser de que tiene en su poder espacios publicos que todo mundo disfruta.

    Para los fanaticos de Harp, ¿no notaron un problema que mientras hacian el centro cultural San Pablo, doña Maggy Dalton no le pregunto a nadie si era buena idea poner aunque sea unas ventanitas al muro que pusieron sobre la calle Fiallo?. Si, lo se, el lugar no tenia un valor “historico”, pero ¿que no la calle es de todos? ¿no merecia al menos una discusion publica al respecto? (Foto del antes y despues aqui: http://revistatucan.com/wp-content/uploads/2011/10/Sin-t%C3%ADtulo-2.jpg

    Pues no, hay que poner un muro porque Juarez desmadró el convento que le quito a los curas, no, lo que vende es lo colonial, porque nuestro inconsciente criollo nos lo dicta. ¿Hacer un conjunto que muestre los cambios de la ciudad en el siglo XIX? Pfff, ¿a quien le interesa la historia mexicana ? Lo chido es hacer un centro elitista, nice, bonito para los turistas y dar cursos caros para quienes puedan pagarlos, ¿La indiada? Pff,f no entienden de “arte”, esos que se queden en Xoxo, Chapultepec, y demas colonias/adefesios que no le piden nada a las favelas brasileñas por lo abandonadas y feas que estan.

    En otras palabras, el Centro Historico de Oaxaca ya no es nuestro.Lentamente cedemos decisiones sobre el espacio público a la lana, porque ellos tienen razon (error de nuestros tiempos).

    Entiendo el “rencor” contra Toledo. A muchos le dio esperanza porque creo que ha sido de los pocos que entiende perfectamente el valor historico de la ciudad a travez del tiempo. Pero creo que ante la crasa necedad de los clanes politicos que dominan el gobierno estatal y municipal, ante la enorme cantidad de dinero que Harp, los hoteleros,y demas negocios meten y financian a estos clanes para que las cosas sigan beneficiandolos creo que es hasta logico que se cansara. A ver Juan Rodriguez¿tomarias el lugar de Toledo? No lo creo, porque sabes bien que les pasa a los opositores en Oaxaca. Al menos Francisco tiene el valor de dar la cara.

    Aun asi, la insistencia de quitarle SU centro historico, los oaxaqueños pelearon. Y siguen peleando, aunque es claro que el dinero puede mas.Y no se sorprendan, si un dia matan la gallina de los huevos de oro y la UNESCO les quite la declaracion de patrimonio. Ulises casi lo logra. No se ustedes, pero yo quiero mi centro historico de vuelta y no en manos de un banquero. Quiero que se revisen los acuerdos de comodato no solo con Harp si no con los empresarios que se lucran del Centro Historico. Quiero que el Centro Historico tenga vida y siga siendo nuestro punto de encuento como oaxaqueños, como mexicanos y no un divertido museo para turistas.

    Quiero mi ciudad de vuelta.

    PD: En serio muchachos del observatorio, ¿como pudieron meter un articulo tan horrible?

    Me gusta

    1. La BS ofrece cursos de calidad cada mes, gratuitos y abiertos a todo el público. Incluso “la indiada”, como tú expresas, podemos asistir a ellos o mandar a nuestros hijos sin que nos cobren.
      Para los que no tengan oportunidad de ir al Barrio de Xochimilco, donde está ubicada, “Leyendo Ando” llega a todas las comunidades, incluidas Xoxo y Chapultepec.
      Toledo participó en la restauración del SP con un vitral hermoso ubicado en la antigua Capilla del Rosario.
      El primero que se benefició lucrando con el inmueble fue el Benemérito, cuando confiscó, lotificó y vendió para obtener fondos que le ayudaran a mantener su guerra intestina contra los conservadores.
      La familia Castillo sigue disfrutando como vivienda del espacio que antiguamente era el templo. Y ellos no están ocupándolo en comodato.
      No soy “fan” de Don Alfredo, y no me importa que no lea este espacio, simplemente me indigna que se denueste sus acciones en vez de valorar lo que ha hecho él y su honorable esposa Doña María Isabel, por nuestro estado.

      Ya por último, Admin: Me censuraste mi comentario en el primer intento sólo por una palabra que puse al final; pero a este forista -no puedo nombrarlo porque parece que introdujo su CURP en vez de un nick- le permites expresarse peyorativamente con un término clasista y racista al llamarnos “indiada”.

      Señor forista: Indio, es una palabra que a muchos nos queda grande.

      Me gusta

  20. Ah, la BS, y otras bibliotecas, tan lindas, tan utiles. Y tan insuficientes, para la demanda necesaria para la ciudad. Luego entonces, ¿vamos a delegar en la iniciativa privada naderias como el derecho a la cultura?
    Una vez mas, la zalameria, la adulacion disfrazadas de “agradecimiento”, buscando chamba y dinero. Estas actitudes son las que nos hipotecan el futuro, amigos.

    Perdonen el exabrupto de “indiada”, pero cualquiera que conozca el circulo social donde se desenvuelve Harp y sus compinches en el gobierno sabrán que asi se expresan, clasistas y racistas como ellos solos. No es necesario ni siquiera mostrar evidencias, el escandalo del promocional de la Guelaguetza 2014 habla por si mismo de estos caciquillos y “garantes de la cultura”.

    Lamento mucho que se enteren el nivel cultural y humano que estos grandes patrocinadores de la cultura y las artes tienen, pero que cosas, con estas mulas nos toca arar.

    Y aun asi, no se reponde a la interrogante: ¿debe hipotecarse los espacios culturales de Oaxaca a un “benefactor” sin siquiera plantearse una crítica? ¿Se seguira con el racismo, el saqueo y la exclusion? ¿Se seguira usando a la cultura como mercancia “pues tiene que trabajar” para sostener a la clase politica, cual niña huerfana?

    Ah, preguntas sin respuesta…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s